12 ene. 2016

Sobre la interpretación interesada de las estadísticas laborales

Post en NeG

Cada mes, cuando el Ministerio de Empleo da a conocer los datos de sus registros (paro, contratos y afiliación) y, cada trimestre, cuando el INE publica los resultados de la EPA, ya nos resulta penosamente familiar la siguiente escena. En las fases expansivas, el gobierno de turno y sus partidarios se afanan en poner en relieve cuánto aumentó el empleo o cayó el paro. La oposición, por su parte, destaca cómo ha empeorado la calidad del empleo. En las fases recesivas, ocurre lo contrario, y cuando cambia el gobierno, se intercambian los papeles. Por si acaso, siempre hay algún mes o trimestre anterior u otro año de la serie histórica en el que los datos fueron mejores o peores, y en cualquier caso, siempre se puede sacar un indicador alternativo de la manga.