15 ene. 2015

El bono de formación: ¿cómo dejar de ser promesa electoral?

Post en NeG

Quizás se acuerden de la mochila austriaca, la estrella fugaz de la reforma laboral del 2010. Descansa en paz en el cementerio de las promesas incumplidas. Su acta de defunción se basó en un triste informe. Una “pseudo-evaluación” muy a medida de un gobierno que, en el fondo, no creía mucho en las innovaciones laborales.
En el programa electoral del partido hoy en el gobierno, también aparecía una estrella foránea: el bono de formación. No tardó en colocarse en una disposición de otra reforma laboral (la del 2012). ¿Seguirá el mismo camino que su pariente, la mochila austriaca?
Puede. Pero si ha de ser así, que tenga una muerte digna, o todo lo contrario, una vida corta o larga pero fecunda.